lunedì 27 agosto 2012

LA IDENTIDAD CORPORATIVA DE UNA EMPRESA ANALISIS DE GIORGIO ARMANI S.P. A.



INTRODUCION

Vivimos en un mundo donde el concepto y la realidad de la empresa juegan un papel fundamental y casi de protagonista. La organización, las necesidades y los servicios propios de esa organización son en constante evolución, la empresa ya ha acabado de ser un mero sistema limitado al trabajo aislado de las demás exigencias y tendencia expresada por la sociedad

También las ideas y las opiniones de los consumidores hacia la empresa han cambiado y son en continua evolución. Hoy en día no hace falta producir, ofrecer productos, servicios y puestos de trabajo. Hoy lo que se valora de una empresa es su identidad, su imagen aunque no siempre sean coherentes con sus productos o servicios. Hoy en día nos reconocemos en una marca, en los valores e ideas que expresa y representa, damos más importancias a los intangibles que a lo tangibles hasta el punto de sentirnos decepcionados si una empresa se traiciona, se equivoca y no cumple o no lleva acabo sus objetivos.

Por otra parte las empresa tienen siempre más cuidado a la hora de promocionarse, de vender su imagen, intentan cada vez mas de ser coherentes, de comunicar una idea positiva de ellas misma que encuentre revisión en la práctica, en el concreto. Intentan expresar y orientar su identificación por parte de los consumidores hacia valores, principios e ideas socialmente aceptadas y compartidas, aunque no siempre coincidan con el máximo beneficio económico obtenible.

Este trabajo quiere explicar los conceptos de identidad e imagen corporativa aplicados a la realidad característica de una empresa de hoy en día, en un primo momento de una forma teórica y luego aplicándolos a un caso práctico, lo de la Giorgio Armani S.p.A.

Una empresa italiana de alta moda leader en el sector, dirigida por un solo hombre que desde el principio ha moldeado los productos, la política, la filosofía y la imagen de su empresa, creando así un impero comercial en distintos sectores de mercado y transformando un nombre en un estilo de vida, en el cual muchas personas de todo el mundo llevan años identificándose. He elegido de analizar la identidad corporativa de esa empresa no solo por su indiscutible éxito, sino también porque siempre Giorgio Armani ha sido coherente en su forma de gestionar y de promover su empresa y sus productos, nunca se han oído rumores que hayan hecho temblar su reino o que hayan puesto en discusión su persona y su trabajo. Además, en mi opinión, rinde perfectamente la idea antes expuesta de que hoy en día el concepto de empresa va más allá de sus productos y servicios, en cuanto, como dicho, representa un estilo de vida caracterizados por sus propios valores y principios.