mercoledì 23 maggio 2012

PAUTAS PARA CONSEGUIR UNA BUENA PRESENTACION EN PÚBLICO.



En la sociedad en la que vivimos, donde la cantidad de noticias y de datos que recibimos es abrumadora, es fundamental establecer las condiciones necesarias para realizar una buena comunicación, procurando que la información, que queremos transmitir a nuestros recetores, sea clara y concisa, evitando cualquier clase de interferencia con la misma.

La comunicación es la herramienta básica sobre la que se asientan las relaciones sociales y laborales que se establecen entre los distintos miembros de la empresa y de cualquier organización e institución. Los flujos de comunicación que se producen en ellas pueden ser horizontales, si se dan al mismo nivel, o verticales, si la información va da un nivel a otro a lo largo de la escalera jerárquica. Además esta información puede ser formal o informal.



Es imprescindible transmitir el flujo de información necesaria y precisa, sin lagunas, pero también sin excesos, para lograr de ser eficientes y obtener así el máximo número posible de personas y situaciones.
Por todo esto dentro de la comunicación, tiene una gran relevancia “las presentaciones en público”.
La presentación en general va a depender de dos acciones principales para lograr su éxito, una de ellas consiste en “intentar hacer” que es previa e interna, en la cual se elabora el contenido de la información que queremos transmitir. La otra trata “de dar”, es decir exponer y hacer llegar esa información a nuestros interlocutores y se produce en el mundo exterior.


Hoy en día hablar en público se ha convertido en un aspecto de gran importancia, por lo que hay que cuidarlo y atenderlo, ya que como introducido, la comunicación es la base fundamental de cualquier relación, ya sea social, económica, profesional, docente o política. Así que las exposiciones orales representan una gran oportunidad para dar a conocer las ideas, las opiniones, los proyectos, los objetivos y programas propios o de otros, debiendo preparar y cuidar con atención su planificación y diseño, ya que sin una correcta presentación estos conceptos, objetivos y resultados, solo pueden ser argumentos inconexos. Una presentación eficaz es entonces el hilo conductor de una buena exposición en la que se trata de enfatizar y relacionar conceptos e ideas, a la vez de mantener la atención y la concentración del público al que se quiere transmitir el mensaje. Siempre que se realice una presentación, por muy informal que sea, hay que considerar tanto la audiencia como su objetivo. Entonces para crear una presentación con éxito hay que:

  • Decidir lo que se pretende conseguir y establecer la finalidad de la presentación.
  • Dividir el propósito global en una lista de objetivos realizables.
  • Tener un completo dominio de la información expuesta.
  • Elección de las técnicas de comunicación y de las herramientas de soporte. 
  • Conocer el tipo de audiencia al que ira dirigido su trabajo terminado.
  • Decidir el enfoque adecuado para conseguir que la audiencia acepte y comprenda los objetivos.
  • Prepararse anteriormente de forma psicológica y física para conseguir una buena actuación.